Un enfoque único para el tratamiento de las helmintiasis

Desatando el poder de la combinación

Cinco especies, dos medicamentos, una pastilla

Una herramienta asequible y eficiente para controlar la infección

Nuestro enfoque en STOP2030 busca combinar dos medicamentos existentes en un solo comprimido que permita un tratamiento más eficiente y asequible de las infecciones helmínticas. Estos dos compuestos son el albendazol y la ivermectina, ambos antihelmínticos ya autorizados y ampliamente utilizados en todo el mundo. Sus mecanismos de acción son diferentes, lo que genera una mayor eficacia y minimiza el riesgo de resistencias. Esta combinación ha demostrado ser segura y efectiva en nuestros ensayos clínicos anteriores, y está en las últimas etapas de desarrollo antes de su aprobación regulatoria. 

Ivermectin

Albendazole

Más allá de la ciencia

De la investigación a la aplicación

El desarrollo de un nuevo medicamento no es suficiente para detener las helmintiasis transmitidas por el suelo (STH). Otras consideraciones, como asegurar precios asequibles, financiamiento sostenible y planificar la mejor estrategia de implementación con los principales actores interesados, son esenciales para el éxito a largo plazo. Con el fin de convertir el nuevo tratamiento en una opción real, incluso para las comunidades más pobres y desatendidas, también estamos preparando las vías regulatorias y de suministro para su implementación. Al involucrar a los políticos, a los responsables de tomar decisiones a escala internacional y a los gobiernos, buscamos apoyar el futuro uso de este nuevo tratamiento y hacer que el control de la abrumadora carga actual de parásitos intestinales sea una realidad.

Cubrir el vacío administrativo 

Un nuevo enfoque para alcanzar los objetivos internacionales

Las estrategias previas han sido insuficientes para alcanzar los objetivos de control de las helmintiasis transmitidas por el suelo (STH) establecidos por la Organización Mundial de la Salud. En su última hoja de ruta para 2030, su objetivo es lograr y mantener la eliminación de la morbilidad asociada a STH en niños (prevalencia <2%). Dadas las preocupaciones en las estrategias de control actuales que utilizan benzimidazoles (albendazol o mebendazol), nuestro nuevo enfoque combinado puede funcionar como una solución que pronto estará lista para expandirse a otros países.